Cómo mejorar la microbiota intestinal en una persona mayor

Categorías: Incontinencia urinaria
mejorar microbiota intestinal - Club de Cuidadores

Cómo mejorar la microbiota intestinal en una persona mayor

kw: mejorar microbiota intestinal

La microbiota o flora intestinal es el conjunto de microorganismos vivos o bacterias que se encuentran en el intestino del organismo humano. Estas bacterias son beneficiosas para el desarrollo del sistema inmune, para la conducta humana y el estado de ánimo. La microbiota es estable, pero sufre cambios a causa de hábitos dietéticos. Hoy veremos cómo mejorar la microbiota intestinal en una persona mayor.

La microbiota intestinal en las personas mayores

El ser humano está poblado de bacterias. Desde que nacemos, estos microorganismos pueblan nuestra piel, vías respiratorias, tracto digestivo, vías urinarias, etcétera. Nos sirven de barrera protectora para el crecimiento de bacterias patógenas.

El papel de la microbiota en una buena salud es esencial. Tras numerosos estudios que relacionan la alteración o el aumento de cepas de bacterias y el riesgo de desarrollar diferentes enfermedades como la obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares es de suma importancia tratar de no alterar la microbiota intestinal.

Las personas mayores y el deterioro de su salud pueden contribuir a que estén inmunológicamente débiles y por ello, se vea resentida la microbiota. Nuestro papel será intervenir en la dieta, con suplementos y con los alimentos apropiados para promover un envejecimiento saludable.

Hay muchos factores que influyen en la mejora de una microbiota intestinal pero como decimos, la dieta es la base para mejorar su función. También el consumo de probióticos y prebióticos que deberán estar presentes en la alimentación diaria de la persona mayor.

Cómo prevenir la disbiosis y mejorar la microbiota intestinal

Mejorar la microbiota intestinal en adultos mayores es clave para evitar que la motilidad intestinal, la disminución en la producción de hormonas y la ingesta de muchos medicamentos influya en su función. El equilibrio y el trabajo en equipo en nuestra microbiota es fundamental. A ese estado de equilibrio se le llama “eubiosis”. Pero cuando por factores externos la microbiota intestinal resulta alterada entra en un estado llamado “disbiosis”, que significa desequilibrio en la riqueza y composición de los microorganismos.

¿Qué factores influyen en una microbiota intestinal en estado de disbiosis:

  • Predominio de bacterias causantes de enfermedades.
  • Reducción de la diversidad de familias bacterianas.
  • Consumo crónico y/o temprano de antibióticos.
  • Estrés.
  • Una dieta desequilibrada.
  • Poca ingesta de fibra.
  • Infecciones bacterianas, parasitarias o virales.
  • Inmunodeficiencia.
  • Cambios en la alimentación repentinos.

La disbiosis intestinal tiene vínculos con la diabetes, alergias, obesidad, síndrome de intestino irritable, trastornos en el sistema nervioso central y algunas más que se encuentran bajo investigación.

Qué régimen alimenticio seguir para mejorar la microbiota intestinal en personas mayores

La función principal de la microbiota intestinal consiste en favorecer la digestión al fermentar los alimentos no digeribles, es decir la fibra o prebióticos para posibilitar la absorción de nutrientes y funciona como una barrera para defender a nuestro cuerpo de bacterias y toxinas. Es importante que no sufra desequilibrios ni cuantitativos ni cualitativos. Por esta razón es imprescindible fijar un régimen alimenticio que ayude a mejorar la microbiota intestinal.

Se puede conseguir a través de una alimentación balanceada, sin necesidad de eliminar alimentos que les gusten, el objetivo es aprender a combinarlos e ingerirlos en cantidades adecuadas para sacar el mayor provecho posible. Una vez más, la dieta Mediterránea es la indicada para cuidar la microbiota en las personas mayores.

Alimentos positivos para mejorar la microbiota intestinal de los adultos mayores:

Vegetales.

Carnes de res y pollo.

Frutas.

Verduras frescas.

Nueces.

Legumbres.

Pescados.

Mariscos.

Además del consumo de probióticos y prebióticos en nuestra alimentación que ayudarán a mantener sana nuestra microbiota intestinal a medida que envejecemos.

¿Qué son los probióticos y los prebióticos para ayudar a la mejora de la microbiota?

Los probióticos son microorganismos vivos que al ser suministrados en cantidades adecuadas aportan beneficios a nuestra microbiota. El consumo de estas especies junto a una dieta equilibrada, aporta beneficios para mantener un tracto digestivo y sistema inmunológico saludable. Los prebióticos son componentes alimenticios no digeribles que estimulan el crecimiento de algunas especies bacterianas que residen en el colon y por lo tanto mejoran nuestra salud.

Tanto los prebióticos como los probióticos obtenidos directamente de los alimentos han de ocupar un lugar importante dentro de una alimentación equilibrada. Los lácteos fermentados como el yogur o el kéfir, yogures de soja suplementados con probióticos son adecuados para mejorar la microbiota intestinal. Los prebióticos de la dieta, pueden incluirse en cantidad suficiente tomando granos enteros, frutas y vegetales a diario.

Cuidar la dieta y los alimentos que la componen, será el primer paso para mejorar la microbiota intestinal. Por otro lado, el consumo de probióticos y prebióticos deberán ocupar un papel protagonista en la alimentación. Los especialistas recomiendan la práctica de ejercicio para mantener la salud de la microbiota en adultos mayores. Actos sencillos como la práctica del yoga, pilates, una caminata corta, en definitiva, ejercicio, serán más que suficientes para mantener la microbiota en un estado óptimo.

Desde Club de Cuidadores queremos que estés al día sobre el mundo de los cuidados con información de calidad. Por ello, no olvides suscribirte a nuestro boletín de noticias para estar al tanto de nuestras publicaciones.